BreVajes de Zaiper, para tomar en caliente

Cierracadabra

…nos sentamos en los almohadones, y el mago, como en un ritual, se paró tras su mesa, puso la galera en el centro, sacó un pañuelo rojo y lo hizo desaparecer en el aire. Luego, nos miro a todos al mismo tiempo, con esa mirada firme y profunda que tienen los magos, y nos dijo: “A partir de éste momento, voy a enseñarles todos mis trucos; a partir de éste momento, la magia termina.”

7 comentarios:

Publicar un comentario