BreVajes de Zaiper, para tomar en caliente

Costumbres

La primera mañana, te quejarás del frío; te costará salir de la frazada y subirás a tu baulera a buscar los guantes y el sobretodo.

La segunda mañana amanecerás crispado por tus estornudos y tus toses.

Para la quinta noche, ya se habrá hinchado tu nariz, te molestarán las orejas y sentirás el ardor de la miseria al tragar.

La urticaria del pullover, te aparecerá el domingo.

Al final del segundo mes, te hallarás arropado en un rincón, pegado a la estufa y contando los días que aún faltan para la época estival.

A los tres meses, te habrás cansado de usar los mismos pulloveres, los mismos sacos, las mismas bufandas. Regalarás tus bermudas, tus mayas y tus remeras, y entrarás a los locales para renovar tu ajuar de abrigos.

Luego de dos años, ya no querrás cubrirte tanto. Retomarás el placer de los helados y esperarás ansioso las nevadas.

Después de cinco años, volverás a caminar desnudo por las calles.

Pasadas las dos décadas,
el calor no será más que una leyenda.

16 comentarios:

Publicar un comentario