BreVajes de Zaiper, para tomar en caliente

Mis bocas

Son tantas las cosas que pienso al mismo tiempo y tal mi vocación de hablar, que una sola boca no me resulta suficiente. Pienso que si tuviera dos bocas, sería capaz de entablar dos conversaciones simultaneas sin enroscar ni un poco mis palabras.
Pero aún así no me alcanza. Necesito al menos quince o dieciséis bocas, y una más para masticar algún bocado, y nótese que ni me interesó hablar de mis orejas…

18 comentarios:

Publicar un comentario