BreVajes de Zaiper, para tomar en caliente

Ventana circular



Es bueno tener una ventana; en especial cuando mira hacia afuera.
Si no hay un muro delante, mejor.
Entonces, recostado en mi cama, puedo contemplar la noche.
Y cuando no hay luna llena, ni luna nada,
a la hora en que los edificios apagan su infesta inundación de reflectores,
distingo una estrella.
A su alrededor gira un pequeño planeta, como el nuestro.
En el planeta hay países con ciudades.
En una de aquellas hay un edificio, y en el edificio, un departamento que habita un alienígena alienado como yo.
En su cuarto, una cama. Desde ahí, recostado, mira su noche púrpura a través de una ventana circular, y entre todas las estrellas descubre una, que lo mira diferente a los demás.

12 comentarios:

Publicar un comentario